Cambiando el comportamiento y la estructura organizacional

20100831_tue115924

Los recursos humanos son la ventaja competitiva de una organización innovadora, y la alta gerencia debería maximizar los resultados de los colaboradores altamente educados. Cada vez es más importante un estilo de gerenciamiento más participativo, cambiando del gerenciamiento autoritario hacia una participación y conexión más importante con el trabajador que destaca por sus conocimientos y resultados.

Muchas estructuras ya no pueden funcionar en la antigua escuela de mando jerárquico, por lo tanto debe enfocarse en cambios en el estilo de gerenciamiento, volverse mentores, intra empresarios dentro de la organización, ser innovadores y volver a los colaboradores capaces de transformar, transferir conocimientos y recursos dentro de las áreas para lograr mayor productividad. Por lo tanto es fundamental el involucramiento del empleado en las decisiones y luego darle el poder para ejecutar. Esto es lo que realmente importa de involucrar a los empleados “poder hacer”.

Cuando se habla de involucrar a empleados esto generalmente falla dentro del primer año, debido a  una simple razón, se los involucra pero no se los empodera. El empoderamiento es básico pues ayuda a mejorar el desempeño de las organizaciones. El empoderamiento se dice fácil pero va mucho más allá de decirles a los empleados que están empoderados.

Los principios básicos del empoderamiento son:

  1. Empodere sincera y completamente (no hay límites) pero debemos ser claros cuales son las responsabilidades dadas a los colaboradores.
  2. Dele a los colaboradores información del negocio.
  3. Asegúrese de que son capaces, no se puede empoderar a la incompetencia.
  4. No ignore a las gerencias medias.
  5. Cambie el sistema de compensaciones.
  6. Establezca la confianza mutua, tanto para delegar como para aceptar la responsabilidad.

Hacia el futuro las organizaciones deben incrementar más aun la participación de los colaboradores, adaptando sus estructuras, procesos y capacitación de los colaboradores hacia ambientes más colaborativos, construyendo Networking, cambiando el estilo de gerenciar, es decir una organización conectada y comunicada entre sí. Solo de esta manera los gerentes  y directivos podrán mantener el ritmo de los cambios del exterior.